Gran ambiente en el Festival Benéfico de Calatayud

Calatayud disfrutó este pasado domingo de un popular festival taurino benéfico en el que se registraron más de 3.000 espectadores en el histórico coso de La Margarita y entre los que se pudo ver gente muy joven que aclamaban a los mediáticos Jesulín de Ubrique y Cayetano además de los aragoneses Mario Pérez Langa e Imanol Sánchez, comarca donde gozan de un nutrido feudo de seguidores.

Abrió plaza Jesulín de Ubrique que pechó con un notable pero endeble utrero de Luis Algarra. El de Ubrique lo lanceo con temple, para luego hacerlo poco a poco estructurando una faena medida en tiempos y colocación. De no haber fallado a espadas hubiera tocado Pelo.

Cayetano por su parte lidió el segundo de la tarde, otro utrero de Luis Algarra que tuvo mayor fuerza y movilidad que su hermano pero que en alguna ocasión llego a colarse en los trasteos del torero dinástico. Tras su faena mató de una estocada que le valió para que el público le pidiera las dos orejas.

En tercer lugar actuó el aragonés Imanol Sánchez que afrontaba su primer festejo de este 2019, con una larga de rodillas y un templado ramillete de verónicas recibió al primer utrero de Hermanas Azcona que saltó al ruedo. Vibrante tercio de banderillas aplaudido y jaleado por su legión de seguidores, que una vez más se dejaron en Calatayud. Con la muleta poco pudo hacer el de Pedrola, pues el buen fondo y calidad del burel navarro no fueron suficientes pasa suplir su nula fuerza. Imanol se arrimó, tras pinchazo y estocada toco pelo cortando una oreja.

En cuarto lugar y ante un cuarto novillo en suerte de Luis Algarra dio verdadero gusto ver solamente andar al torero sevillano Pablo Aguado, torería y temple. Hubo muletazos por el pitón izquierdo templados, profundos que bien podrían servir para ilustrar un cartel de toros. Una lástima que el de Algarra no tuviera fuerza suficiente para regalarnos mas embestidas y seguir disfrutando del puro toreo sevillano. Ejecutó una perfecta suerte suprema y cortó una oreja.

El novillero Mario Sotos, que sorteo un utrero de Hermanas Azcona, pecho con un móvil pero desigual astado, muy incomodo en el tercio de banderillas que no dejó lucirse a los de plata. Con la muleta Sotos aprovecho su movilidad y el escaso castigo al que fue sometido en el caballo, desarrollando tandas ligadas por ambas manos, con mayor fuerza en la derecha y ejecutando la faena con un espadazo. Cortó dos orejas y rabo y el novillo fue premiado con la vuelta al ruedo.

Y cerrando plaza actuaba el torero local, que tras varios años ausente regresaba a su plaza, donde nasa mas poner herradura en albero fue aclamado y aplaudido por otra legión de seguidores. El de Bohorquez en sus inicios pareció presentar un defecto de visión en uno de los ojos lo que hacía que a Langa por uno de los dos pitones le fuera metido mas por dentro. Algo que al aragonés no importo y tras una vibrante faena en la que conexionó constantemente con el público cortó el segundo rabo de la tarde.

Al finalizar el festejos toreros y banderilleros salieron juntos y a pié del ruedo con el cariño y aplauso de todos aquellos que habían ido a contribuir con una buena causa y a disfrutar de una gran tarde de toros.

RESEÑA:

Jesulín de Ubrique: Ovación
Cayetano: 2 Orejas
Imanol Sánchez: 1 Oreja
Pablo Aguado: 1 Oreja
Mario Sotos: 2 Orejas y Rabo
Mario Pérez Langa: 2 Orejas y Rabo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *